palabras-de-origen-indigena
10 palabras que usamos comúnmente que tienen origen indígena
04/07/2017
empresas-b-chile
La propuesta de Mercado Birus
27/08/2017

Chile está cada vez más internacionalizado. Atrás quedaron los años donde nos sorprendíamos si en la calle veíamos a alguien de piel negra, y hoy hasta el metro está señalizado en inglés. La población peruana, venezolana, colombiana y haitiana que ha llegado en los últimos años se ha encargado de diversificar nuestros colores, sabores e idiomas, dándole a este Chile de ideas monocromáticas la vitalidad que tanto necesitaba.

Pero mientras las ciudades avanzan y se vuelven más cosmopolitas, los chilenos aún tenemos actitudes que son muestra de que esto es un fenómeno reciente, y que en el fondo aún no estamos acostumbrados a interactuar con extranjeros. Prueba de ello son estas 7 actitudes que todo chileno tiene cuando conoce a alguien de otro país:

Enseñarle Garabatos

Los garabatos son parte esencial de nuestra cultura. Nos encanta como suenan y nos encanta que otros los conozcan. Estamos orgullosos del “weon” y como sirve para hablar de personas (weon) y de objetos (weá), así como ser un verbo (wear) y un adjetivo (aweonao). Y si en Chile logramos describir todo el universo con una sola palabra, nos vemos obligados a compartir nuestro conocimiento con las demás naciones. Más aún si el garabato suena chistoso pronunciado por un gringo cuyas únicas palabras que sabe decir en español son “hola” y “vamos amigos”.

Las razones son miles, pero lo que está claro es que enseñarle garabatos a un extranjero puede transformarse en horas de diversión.

Hablarle del 18

Si el amigo extranjero visita nuestro país en cualquier fecha que no sea Septiembre, de seguro le diremos “La próxima vez que vengas, tienes que venir pal 18!”. El visitante nos mirará confundido. ¿Que es esa fiesta con nombre numérico que el chileno me comenta? Allí empieza el monólogo del chileno contando las maravillas del 18. Hablando de los asados, de las fondas, de los carretes y los terremotos.

Ohh si, los terremotos. Algo que los chilenos no podemos dejar de hacer es intentar que los extranjeros tomen terremotos. Si podemos llevarlos a la Piojera es el extasis del guía turístico. Por alguna razón nos encanta curar a los gringos.

chilean-drinks

Poster de Etoile

Forzarlo a tomar pisco

Hablando de curar gringos. Cuando no es Septiembre, hay otros 11 meses del año donde podemos sacar a tomar a los visitantes de otros países. Y no permitimos que los turistas tomen ninguna otra cosa que no sea pisco. ¿Para que van a tomar whisky si eso lo tienen en casa? Como somos mega creativos con los nombres, le damos a elegir entre “Piscola” o “Pisco Sour”. Nuestros tragos tienen nombres funcionales. Somos los únicos que le decimos Roncola al “Cuba Libre”, o Vodka Naranja al “Destornillador”.

El pisco en los extranjeros genera opiniones divididas. A algunos les gusta, a otros no. Lo que nos cuesta entender a veces es que no todos los países son buenos para el trago fuerte, y que Chile es de los países más alcohólicos de la región.

Sí. Hay países donde “salir a tomar y hacerse mierda” no es el panorama preferido de la nación.

Sorprenderse porque no come palta

marraqueta-con-palta

¿Cómo? ¿Ustedes no le echan palta al pan? ¿Y que toman para la once? … ¿Como? ¿Ustedes no toman once? (Micro infarto)

Al chileno le duele el orgullo cuando un gringo ve una palta en la cocina y le pregunta si “vamos a hacer guacamole”. Malditos norteamericanos que estereotiparon a la palta como un ingrediente de cocina mexicana, que solo sirve para los tacos y para nada más ¿Cuántas bondades tiene la palta y en cuantas preparaciones, platos, ensaladas puede utilizarse? Los amigos extranjeros se pierden de este manjar y es nuestro deber como anfitriones forzarlos a que lo coman hasta que les guste.

Ahhh pero la palta es solo para platos salados, no como esos brasileños que la comen de postre o la hacen leche. Eso es de gente enferma.

Preguntarle si sintió el temblor

Si por casualidad tiembla el día anterior a que nos encontremos con alguien de otro país, seguramente le preguntaremos a nuestros amigos si sintieron el temblor. Secretamente todos estamos esperando una respuesta del tipo “Si, fue terrible! Pensé que se acababa el mundo!” cuando el sismo fue solo de 4 grados. De alguna forma nos sentimos héroes de acción comparados con cualquier otro país, donde la tierra es dócil y estática.

Y claro, seremos expertos en temblores, marepotos y tusunamis, pero no tenemos idea que hacer ante un tornado, un huracán, una tormenta de arena o un ataque de Godzilla.

Jactarse de lo lindo que es el himno

Todos hemos escuchado la leyenda de que alguien hizo un concurso de himnos nacionales, y que el himno chileno quedó en segundo lugar después de la marsellesa. ¿Se han cuestionado lo inverosímil que es esa historia y como es que nadie más en el mundo la conoce? Y sin embargo, estamos convencidos que nuestro himno es hermoso (lo es) y que los himnos de todos los demás son pésimos.

Nuestro himno es bacán, pero eso no significa que los himnos de los demás sean malos. Simplemente no los conocemos. ¿Alguien cacha lo bacán que es el himno de Papua Nueva Guinea? ¿O el solo de guitarra que tiene el de Yibuti? ¿No? Yo tampoco.

Hablarle de la Copa América

No hasta hace mucho el futbol chileno brillaba por su ausencia de triunfos. Nuestra selección no era más conocida mundialmente que la selección de Algeria, Sudán o Arabia Saudita. Salvo una que otra estrella internacional por allá por los 90, mucho más no se sabía en los medios extranjeros sobre nuestros jugadores.

Pero ahhh! Todo cambió! Ganamos copas, somos candidatos a títulos importantes, somos buenos! Y es algo de lo que tenemos que alardear mientras dure. Se lo contamos a cuanto extranjero encontremos, sin importar si les gusta le fútbol o no. Parecemos testigos de Jehová pregonando la palabra de Alexis y Arturo.

A muchos, sobre todo a los latinos, les parece muy molesto (porque ellos no ganaron). El hincha chileno puede llegar a ser bien hinchapelotas. Pero lo importante acá es siempre contar la hazaña con respeto, a todas las naciones hermanas …

… menos a Argentina.

 

 

Y hablando de chilenismos...ya viste esto?!

2 Comments

  1. Su Baxter dice:

    Me mataste!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *